XXV Asamblea General de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina

24 Agosto 2017, 12:00 am
Publicado en ALAIME
Visto 72 veces

A 500 años de la Reforma Evangélica Protestante, que dio aire renovado y purificado a la Iglesia, y a más de 180 años de vida en Argentina del metodismo que sostiene su identidad ecuménica y profética, comprometida con el tiempo que le toca vivir, y en el marco de la XXV Asamblea General, bajo el lema “Jesús, Vida para descubrir y compartir”

Proclamamos un evangelio de amor y verdad, revelación de un Dios de vida y anuncio de esperanza. Es esa luz del mundo que desnuda toda apariencia que se pretenda instalar como una visión única de realidad y bienestar, negando el sufrimiento y dolor de millones de personas que sufren los efectos devastadores de proyectos globalizantes que sujetan todo a un único sistema económico y de poder. Este sistema que se vale de medios e industrias culturales crean una ficción que esconde la realidad y proponen una falsa diversidad y diálogo que es desmentido por su autoritarismo y constante discriminación.

Proclamamos que en Dios, hay gracia hecha justicia que fortalece en medio de las desigualdades cotidianas, donde el poder impone su arbitrio, donde se desconocen derechos y se dificulta el acceso a un poder judicial que muchas veces niega la verdadera justicia, que es usada como una mercancía más de intercambio, que desecha la vida misma, como obra única de Dios, dada a cada ser humano.

Proclamamos que en Cristo, hay vida para ser compartida en forma abundante y plena que se contrapone a la individualidad y la soledad de esta sociedad y que, la sola acumulación de bienes de uso e intercambio en pocas manos, resulta en pobreza y marginalidad para millones de personas que esperan respuesta a su hambre y exclusión, para nuestros pueblos originarios, a ancianos y ancianas, niños y niñas, a aquellos que son privados del acceso al empleo, así como a quienes son discriminados por su condición de género, de etnia, de procedencia geográfica, de migrantes tanto internos como externos que aún esperan amparo y protección en la sociedad argentina.

Proclamamos que el anuncio y defensa de estos derechos es un principio básico que nos moviliza y nos reúne como iglesia fiel al Evangelio.

Como Iglesia Evangélica Metodista en Argentina, fieles al Dios de la vida encarnado en Jesús, Señor de la historia, nos comprometemos con las situaciones en donde, la solidaridad, la contención, y el apoyo concreto a las personas más vulnerables se hacen imprescindibles. Del mismo modo asumimos este compromiso desde la certeza de anunciar la gracia vivificante de Dios que vence a la muerte y a todo tipo de proyecto que atente contra su creación y niegue un acceso genuino de todo ser humano a una vida plena.

Obispo electo en la XXV Asamblea General de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina

En el día de hoy, sábado 19 de Agosto, durante la segunda sesión de la XXV Asamblea General de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina, realizada en el Colegio Ward, Villa Sarmiento (Buenos Aires), fue electo como Obispo el pastor Américo Jara Reyes. El mismo ocupará el cargo por el cuatrienio 2017 – 2021.

Luego de la elección, el Obispo saliente, pastor Frank de Nully Brown, dirigió a la Asamblea en oración, pidiendo la dirección de Dios en esta nueva etapa de la Iglesia Metodista y la guía del Espíritu Santo sobre el flamante Obispo.

La consagración Episcopal se realizará mañana a las 19 hs., en el Culto Central de la Asamblea General, a realizarse en el emblemático Templo de Av. Rivadavia 4050, del Barrio de Almagro.

Américo Jara Reyes (51 años)

Es Bachiller Superior en Teología (ISEDET). Tiene estudios en Psicología Social y en Educación Popular. Ha sido Superintendente durante doce años (Región Litoral, Segunda Región, Distrito Gran Rosario) y ha pastoreado las congregaciones de Ituzaingó (ayudantía), Centro comunitario la Tablada (IDC-IEMA), Circuito Rosario del Tala, Concordia, Chajarí, Colón y Concepción del Rio Uruguay. En la ciudad de Rosario, ejerce la capellanía del Centro Educativo Latinoamericano (CEL) y pastorea las comunidades de Primera Iglesia y La Paz, coordinando equipos pastorales en las comunidades de La Fe, San Jerónimo, Cañada de Gómez y Máximo Paz. Es el Presidente del Consejo General de Vida y Misión de la Junta General de la Iglesia Metodista. Está casado con María Esther Andersen, con quien tiene cuatro hijas.

 

 

Fuente: iglesiametodista.org.ar

Valora este artículo
(0 votos)